La depresión – El perro negro

Dependiendo de qué cifras eliges creer, entre el 12% y 28% de la población sufre de depresión – de un tipo u otro. La depresión afectará a la mayoría de las personas en algún momento de sus vidas. Las personas que han padecido de depresión tienden a volver a experimentarla.

 Si tú has padecido de la depresión o si la padeces en estos momentos, sabrás cuánto puede debilitarnos. La depresión es como una gota de tinta que cae en un vaso de agua: tiñe toda el agua.Si cuidas de una persona deprimida, sabrás cuánto estrés supone para la vida familiar. 


Winston Churchill, un político británico famoso, describió su depresión como un perro negro que le acompañaba siempre. Personalmente he padecido de severa depresión en el pasado y el perro negro me parece una descripción maravillosamente apta.

La depresión, igual que muchos problemas de la vida, está causada por la manera en la que piensas; por la manera en la que percibes las cosas y la manera en la que conversas contigo mismo (tu parloteo mental) sobre los eventos buenos y especialmente los eventos malos de la vida. Es tu manera de pensar lo que crea la depresión y por tanto, si cambias la manera en la que piensas, estarás más resistente a la depresión y además aumentarás las probabilidades de tener éxito, mejorarás las relaciones que tienes con los demás y tendrás mejor salud.

Con la posible excepción de la depresión bipolar (una condición frecuentemente maldiagnosticada), la depresión se puede tratar de modo eficaz sin medicamentos. No puedes entrenar tu perro negro si le drogas con sustancias químicas. Sin embargo, si sabes cómo hablarle; si sabes qué palabras conviene emplear, cómo corregirle cuando te desobedece y como reforzar su buen comportamiento, pronto le tendrás haciendo lo que tú quieres.

Dejé de disfrutar de los pasatiempos que disfrutaba antes.

Me quitó el apetito.

Me despertaba por la noche  y llenaba mi mente con pensamientos negativos repetitivos

Ahora le he entrenado para que trabaje para mí.

¿Quieres liberarte de la depresión? ¿Has padecido de la depresión en el pasado y quieres impedir a que vuelva a ocurrir?

 ¿Estás harto de que el perro negro dirija tu vida? ¿Quieres contarnos tu historia?

 Si quieres compartir tus experiencias  dejanos aquí tus comentarios o escribenos.


  Espero tus noticias.

 Geoffrey Molloy

Share
Esta entrada fue publicada en Felicidad y satisfacción. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La depresión – El perro negro

  1. Angel dijo:

    Hola.

    Quiero contar MI EXPERENCIA PERSONAL.

    Yo he tenido frecuentes episodios de depresión.
    De hecho, aunque ahora me encuentro estupendamente, no descarto que vuelva

    a sufrirla. Es como una vieja amiga que de vez en cuando viene a verme.

    Más abajo trataré de explicar lo de “amiga”.

    Se pasa muy, muy mal. Llegas a un punto en la que nada te importa. DESEAS

    MORIRTE. Yo deseaba tener un tumor cerebral que diese explicación a lo que

    me ocuría y que pusiese fin a todo. Sí, a todo. Y me daba mucha pena por

    mis hijos, mi mujer, mis padres,…

    Pero DE LA DEPRESION SE SALE.

    Muchos personajes famosos de la historia han sufrido depresión, pero muy

    poquitos han muerto de ello.

    Quiero exponer a continuación ALGUNOS CONSEJOS que me han servido de ayuda a mí y que me gustaría que le sirviesen a alguien.

    1º VE AL MEDICO. Aunque te sientas como el ser más despreciable del mundo, el médico te ayudará. Hay MILLONES como tú, pero no tienen un cartel en la espalda que lo anuncie. No eres un bicho raro. Tu problema es MUY FRECUENTE.

    2º LA MEDICINA AYUDA BASTANTE. Existen los antidepresivos. Yo los tomo, me los manda mi médico de cabecera. Confía en ellos. Hacen efecto, pero no de un día para otro, claro. Tampoco es necesario meses. Posiblemente en 1-2 semanas notarás cambios importantes.

    3º CONOCETE A TI MISMO. Para ello te recomiendo que te pongas en mano de un PSICOLOGO, aunque en realidad es un trabajo que harás tú solo. El nada más que te guiará. Si eres disciplinado y lees un poco puedes hacerlo tú solo. Con el tiempo, aprenderás a detectar las crisis y estar vigilante. Trata de contemplarte desde fuera y ANALIZAR LAS CAUSAS de tu estado de ánimo. Y luego, valórate OBJETIVAMENTE: te darás cuenta que VALES MUCHO MAS de lo que te crees.

    Como dijo alguien: POR MAS VALOR QUE TENGA UNA PERSONA, NUNCA TENDRÁ MÁS VALOR QUE POR EL HECHO DE SER PERSONA.

    Esta frase encierra mucho dentro y a mí me ha ayudado mucho.

    4º UTILIZA UNA LIBRETA. Apunta en ella todas las cosas positivas que te pasen. Aunque te parezca una tontería. Yo he llegado a apuntar cosas tan estúpidas como “Hoy he hablado con Pepe. Le he pedido un bolígrafo.”

    Pues bien, eso, que parece una tontería, es MUY IMPORTANTE, porque probablemente, mañana, o pasado-mañana pondrás “Hoy he hablado con Pepe. Le he invitado a café”.

    Y muy probablemente la semana siguiente pondrás “Hoy Pepe me ha invitado a café. Hemos pasado un buen rato charlando”.

    Cuando todo pase y ya TE ENCUENTRES BIEN, guarda la libreta.

    5º CUANDO LA CRISIS TERMINA, porque termina, toma de nuevo la libreta, o un papel (yo utilizo el Word) y ESCRIBETE, A TI MISMO, UNA CARTA DE AMOR, A TÍ MISMO, EXPLICÁNDOTE, A TI MISMO:

    - TODAS LAS CUALIDADES QUE TIENES
    - TODAS LAS COSAS BUENAS QUE HAS HECHO EN TU VIDA
    - TODOS LOS OBSTACULOS QUE HAS SUPERADO EN TU VIDA
    - TODOS LOS MOMENTOS FELICES QUE RECUERDES
    - TODAS LAS PERSONAS QUE SABES QUE TE QUIEREN

    Dedícale a esta tarea TODO EL TIEMPO DEL MUNDO. Será el tiempo mejor invertido de tu vida. Espláyate. Entra en detalles. Regocíjate de gusto. Quiérete.

    Luego, pon la siguiente rúbrica al final de la carta: “Y esto lo escribo YO MISMO en este momento, cuando sé que no tengo depresión. Y sé que lo que digo ES CIERTO, porque no me lo está diciendo nadie, sino YO MISMO”.

    A continuación, guarda la carta en un sobre y pon el mismo “PARA MI”. Y guárdalo en un sitio para cuando lo necesites.

    Bien, esta es MI EXPERIENCIA PERSONAL. Espero que le ayude a alguien. Os dejaría mi carta, pero es mía.

    Y piensa que, cada batalla que le ganes a la depresión de HACE MAS FUERTE. A esto me refería al definir mi depresión como mi vieja “amiga”.

    Saludos

    Angel

  2. angeles dijo:

    Incluso esos porcentajes me parecen bajos. Soy tendente al decaimiento, pero en los últimos años he sufrido una severa depresión. He tenido que ser tratada y se produce un efecto distorsionante de la realidad. Cuando pasó el tiempo de efecto de la medicación llega el trabajo personal, duro, arduo, pero efectivo. Muchos esquemas cambian, tenemos que reencontrarnos (o encontarnos) y si somos conscientes de la búsqueda estaremos en el camino de salida. Habremos conocido un infierno y un lugar por el que salir de él. Pensamiento positivo, autovaloración, amistad.. son muchas las ayudas que podemos darnos. Animenos de aquí se sale

  3. Eva dijo:

    ,,,,yo no se ,,,si es depresión o es algún fallo de mi cabeza ,,,, pero si no es por una cosa es por otra nunca me he sentido bien conmigo misma ni con la vida q llevo ,,, quizás no me valore como me dice mucha gente q me aprecia ,,,, mi ultima depresion dura mas de un año ,,, con ayuda psicologica y psiquiatrica lo llevo algo mejor ,,, (divorcio ) ,, y sigo intentandolo dia a dia ,,sobre todo mi hija ,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>